Algunos conceptos

Ahorro
Bien inferior
Bisfenol A (BPA)
Compra verde
Compra responsable
Deuda ecológica
Educación Ambiental
Huella Ecoógica
Indicador Kr/Kp
Reducir, reutilizar y reciclar
Responsabilidad ampliada del productor
Responsabilidad compartida
SDDR
Valorización
Vertederos


Ahorro
Un estudio de la Agencia de Medio Ambiente y Gestión de la Energía de Francia (Ademe) de 2009 estableció que aplicando las acciones recomendadas de consumo responsable se pueden ahorrar hasta 512 euros por persona y año (para un carro de la compra de cuatro personas) y se puede reducir a la mitad los residuos generados.

Bien inferior.
En Economía, un tipo especial de bien cuya demanda responde de forma opuesta a los efectos de ingreso o renta, como lo hacen los bienes normales, es decir: al aumentar el ingreso de un individuo este compra menor cantidad de ese bien o evita comprarlo del todo. Sin embargo, los cambios culturales pueden actuar también como efecto renta y una mayor concienciación medioambiental situar en esta categoría a los productos contaminantes a favor de sustitutos más  sostenibles.

Bisfenol A (BPA).
El bisfenol A es un estrógeno sintético usado en la fabricación del policarbonato y otros plásticos. Estudios científicos han demostrado que el bisfenol A puede causar cambios hormonales y afectar negativamente nuestra salud. El bisfenol A es un conocido disruptor endocrino. Tiene propiedades estrógenas que en recientes pruebas en animales han demostrado causar una serie de problemas de salud como tumores precancerígenos, anomalías uro-genitales en niños recién nacidos, empeoramiento de la calidad seminal masculina y temprano inicio de la pubertad en mujeres.

Compra verde.
Incorporación de criterios medioambientales a las decisiones de compra en función del contenido, el envoltorio, posibilidad y coste del reciclado, los residuos que genera o la presencia de una ecoetiqueta que certifique el origen o el sistema de producción.

Compra responsable.
Incorpora además los conceptos de compra ética (condiciones laborales justas) y compra social (empresas de economía social, consumo local, igualdad de oportunidades y fomento del empleo de calidad). Aspectos a tener en cuenta en la compra responsable:
-Considerar el impacto ambiental desde el punto de vista del ciclo de vida del producto a comprar, valorando los procesos de producción, transporte, distribución, consumo y residuos que deja el producto.
-Valorar la huella ecológica de servicios y productos.
-Asegurar la calidad de lo comprado.

Deuda ecológica.
La deuda ecológica indica que un territorio ha consumido ya todo lo que su sistema ecológico puede producir, de no pueregenerarlo y emite más contaminantes de los que puede absorber. Cada año cada país parte de cero y se contabiliza su impacto sobre el medio ambiente a partir de los recursos que consume. La Global Footprint Network, que publica cada año los cálculos de la huella ecológica para los distintos países, determinó que en 2011 España entró en deuda ecológica el martes 19 de abril. De acuerdo con los parámetros de consumo y residuos, cada español necesita 5,4 hectáreas, pero tiene un presupuesto de 1,6 hectáreas, es decir, la biocapacidad del territorio solo permite cubrir un 29,8 por ciento de la demanda de recursos. El día del déficit ecológico (ecodebt-day) ha evolucionado con el tiempo, hace 50 años España entraba en deuda ecológica el 2 de octubre.

Educación Ambiental
La educación ambiental es un proceso dinámico y participativo, que busca despertar en la población una conciencia que le permita identificarse con la problemática ambiental tanto a nivel general (mundial), como a nivel específico (medio donde vive); busca identificar las relaciones de interacción e independencia que se dan entre el entorno (medio ambiente) y el hombre, así como también se preocupa por promover una relación armónica entre el medio natural y las actividades antropogénicas a través del desarrollo sostenible, todo esto con el fin de garantizar el sostenimiento y calidad de las generaciones actuales y futuras. 

Huella EcológicaHuella ecológica.
La huella ecológica es un indicador biofísico de sostenibilidad que se define como el total de superficie ecológicamnte productiva necesaria para producir los recursos consumidos por un ciudadano medio de una determinada comunidad humana, así como la necesaria para absorber los residuos que genera, independientemente de la localización de éstas. Integra además el conjunto de impactos que ejerce dicha comunidad humana sobre su entorno. España supera ampliamente su biocapacidad global, es decir, mantenemos nuestro nivel de consumo gracias a la utilización de recursos de otros países o de generaciones futuras. Según el  informe Planeta Vivo de WWF de 2009, España necesita un espacio 3,5 veces superior a su superficie para mantener su consumo, es decir, que si todo el planeta consumiera y generara residuos como en España, necesitaríamos más de tres planetas como la Tierra para producir todo lo que utilizamos y asimilar toda nuestra basura. El problema no son sólo los envases, naturalmente. El consumo energético a partir de energías no renovables es seguramente mucho peor, pero utilizar importantes recursos para producir objetos innecesarios que después contaminan el planeta es sencillamente estúpido.

Kr/Kp.
Indicador de la relación entre el peso del envase y el peso del producto envasado. Cuanto menor sea este cociente, menos cantidad de envases para una misma cantidad de producto, así que refleja la eficiencia del envasado. Por ejemplo: es mucho menor para un brik de un litro que para cinco de 200 ml. En la última década en España este indicador se ha reducido de media un 11,7%, mientras que la producción total de PET ha aumentado en un 235%. 

Reducir, reutilizar y reciclar.
El ABC de la sostenibilidad.
Reducir. Todos los envases tienen un impacto medioambiental, la forma más fácil de reducirlo es prescindir de aquellos que no generan valor. 

Reutilizar. Aquellos envases o productos que podemos reutilizar o los fabricados expresamente para cumplir esta función evidentemente también tienen un impacto, pero si tienen una larga vida útil pueden sustituir a un gran número de impactos generados por materiales de usar y tirar.

Reciclar. Es mejor que tirar las cosas y empezar de nuevo, pero requiere una cantidad significativa de energía y confía el destino de los envases a un sistema imperfecto que por el camino siembra el medio ambiente de residuos muy contaminantes.

Responsabilidad Ampliada del Productor.
Principio comunitario que implica que los embotelladores, importadores y distribuidores costeen la gestión final del residuo y paguen un precio suficiente por cada envase que sitúan en el mercado.

Responsabilidad compartida.
Principio comunitario que establece la necesidad de asumir una responsabilidad compartida entre todos los agentes implicados en el proceso de producción, distribución, recogida y procesamiento y la obligatoriedad para los Estados miembros de alcanzar unos objetivos de reciclado y valorización.

SDDR.
Siglas de Sistema de Depósito, Devolución y Retorno. Implantado en numerosos países del mundo desarrollado, este sistema apuesta por la reutilización de los envases y ha permitido cifras de recuperación de hasta el 95 por ciento en Alemania. Los productores pagan el depósito al operador del sistema por cada envase que ponen en circulación. Los comerciantes pagan por el producto y el depósito de los envases. Los consumidores compran el producto y pagan el depósito, Cuando lo han consumido, si entregan el envase vacío en cualquier comercio se les devuelve el importe del depósito. El comercio entrega los envases al operador del sistema y recupera el depósito.

Valorización.
Eufemismo de incineración de residuos. La parte positiva es que puede generar electricidad. La negativa: produce CO2 y dioxinas, arsénico y plomo. Además, cuando quemamos residuos perdemos la posibilidad de reciclarlos y de reutilizarlos.  

Vertederos.
Aunque afortunadamente cada vez reciclamos más, los vertederos son el destino final de la mayor parte de nuestros residuos, incluidos los envases. En España hay 149 vertederos y 10 plantas incineradoras. Además, se  calculan 8.500 vertederos irregulares (Fundación Vida Sostenible) y 90.000 microvertederos. Los vertederos son excavaciones aisladas con arcilla o plástico que una vez colmatadas se sellan sin oxígeno, de forma que los residuos se descomponen lentamente generando metano, un gas de efecto invernadero 21 veces más potente que el CO. Los vertederos mal aislados pueden provocar filtraciones de lixiviados en las aguas subterráneas. Su emplazamiento es siempre fuente de conflictos, por lo que en muchas ocasiones es necesario transportar los residuos a largas distancias, con el consiguiente coste económico y de emisiones.



Ver carro  

No hay productos

Envío 0,00 €
Total 0,00 €

Ver carro

Marcas

Rciclo Social


PayPal